martes, 2 de febrero de 2010

Benditas redes

Cada vez me atrae más este mundillo de las redes sociales, con sus virtudes y sus defectos. Y cada vez estoy más convencido de que han sido una pequeña revolución. Ya lo han sido, de forma clara, para la publicidad (ningún anunciante que se precie puede prescindir de estas redes, por ejemplo leo, hoy mismo, en Expansión.com que algunos analistas calculan que Facebook podría elevar los ingresos por publicidad a más de 1.000 millones de dólares este año.), y estoy convencido que algún día lo será para los Recursos Humanos, aunque como he dicho en varias ocasiones, los expertos en gestión de personas no brillamos especialmente por nuestra capacidad de crear e innovar.

Y una prueba de que las redes están revolucionando nuestra forma de ver las cosas, me la encuentro en una noticia que me envía Susana, de secreplus, para que la comente en el blog. La noticia en cuestión dice El Papa recomienda usar las redes sociales a los curas; como diría Sancho, ahí lo dejo. Benedicto, se lanza al facebook, con lo antiguo que parece para unas cosas, y lo moderno que es para otras, hay que joderse. Lo que pide Bene, en definitiva a sus pastores, es que usen los medios que la tecnología pone a su servicio para evangelizar, y no solo las redes, también los foros, los blogs, etc.. Se lo tengo que comentar a mi hermana, que sigue sin dejar usar Twenti a mi sobrino, porque ha leído que es malo,(Twenti, no mi sobrino), creo que lo ha leído en internet… Digo yo que si los curas lo van a usar para anunciar la buena nueva, muy malo, muy malo, no podrá ser.

La postura de la iglesia, que al fin y al cabo es una multinacional, es muy inteligente. Si el público objetivo está en internet, habrá que usar la red para llegar a él. Parece lógico, aunque algunas empresas, o mejor dicho, algunos departamentos de RRHH no lo quieran ver. Ayer mismo, una amiga de una importante empresa que buscaba reclutar colaboradores para un evento me decía que les habían prohibido usar las redes sociales para dicho fin, al parecer no se sabía muy bien qué tipo de gente iba a contestar a la convocatoria, y les daba miedo usar este medio. Finalmente optaron por media página en un medio escrito, es decir pagaron 100 veces más por llegar a 100 veces menos público. Y es que a algunos profesionales esto de la web 2.0. sigue sin parecerles serio…

Lo digo siempre, las herramientas no son buenas ni malas, lo bueno y lo malo está en el uso.

Tendremos que esperar para ver cómo evoluciona el tema de la iglesia en la red. No se si habrá confesiones por webcam o misaconferencias, pero me despierta verdadera curiosidad como van a gestionar algunos temas. Por ejemplo, mi amigo Nacho el cura, tendrá que actualizar su perfil, “Nacho ahora está casado con Dios” y tendrá también que actualizar constantemente su estado en Twiter, desde el movil, "Nacho está diciendo la homilía", a los dos minutos, "Nacho está dando la paz", y luego "Nacho está podéis ir en paz"…va a ser divertido.

Por cierto, para el que no lo sepa, ¡os podéis hacer fan de dosabrazos en facebook!, no iba a ser yo menos que Bene.

4 comentarios:

Frito, Huevo Frito dijo...

Muy bueno el post!
Lo de Benedicto y sus curas me ha encantado y sorprendido, sobretodo porque como bien dices, este señor es bastante conservador. Aunque después de ver que también podemos apadrinar curas (http://www.elmundo.es/elmundo/2010/01/22/espana/1264181113.html) no sé de qué me sorprendo...

Regina dijo...

Desde luego las actualizaciones de perfil pueden ser geniales

Anónimo dijo...

Muy bueno el post.

Por que tenemos que asociar, supongo que inconscientemente, rasgos conservadores o edad avanzada con la poca o nula utilización de herramientas informáticas y/o de comunicación?? La Iglesia, entre otras cosas, no deja de ser una “empresa de comunicación” con un mensaje muy claro, como tal por que nos sorprende que utilice estas herramientas

Sancho

la elfa dijo...

Genial, me he reido, he reflexionado, he dudado, y ya con lo de apadrinar a los curas he alucinado!!