miércoles, 30 de diciembre de 2009

¿Empatía?

Hoy tengo a mi madre disgustada. Todos los años por estas fechas recibía una agenda del ayuntamiento de Madrid llamada “Agenda para mayores”. Una agenda con mucha información práctica para la llamada tercera edad, que, patrocinada por una caja de ahorros, se enviaba a todos los “mayores” madrileños, y que a mis padres les hacía especial ilusión por dos motivos, uno porque era gratis, y otro porque, en el fondo, siempre hace ilusión que alguien te mande un regalo por estas fechas porque es señal de que a alguien, aunque sea a un político, le importas, aunque no sea época electoral.

Decía, que hoy está la mujer disgustada porque este año, en lugar de la agenda, ha recibido un folleto, sí un folleto, de mucha calidad, eso sí, (de ahorro ecológico, nada), pero un folleto, que, en 18 páginas de papel satinado a todo color, le informa que la agenda para mayores este año, y los siguientes será una página web, y no el libro que habitualmente recibían.

Naturalmente, a mi madre, (82 años) le he tenido que explicar yo lo que indicaba el folleto, ya que ella no entendía nada, como era de suponer. (La pobre me decía: “Mira a ver si tu entiendes esto, que pone que tengo que pinchar no se qué…” os lo prometo).

Así que me he tenido que leer el dichoso folleto. Para empezar me encuentro con una carta de Gallardón (Mr Scrooge), en una letra minúscula, que es imposible que pueda leer ningún mayor sin lupa, ni siquiera con gafas. En ella mi querido Alcalde dice, entre otras cosas: “El Ayuntamiento de Madrid ha creado La voz de la experiencia, un portal interactivo que se ha convertido…”. A ver, alcalde, un poquito de empatía; para mi madre y para el resto de señoras de 82 años un portal interactivo es, como mucho, el portal de su casa cuando sale el portero a ayudarle con las bolsas de la compra, hablan del tiempo y así interactúan, y un portal tecnológico es el portal de belén con las luces que se encienden y se apagan, ¡un poquito de empatía por favor! Que igual a quien está escribiendo usted la carta no acaba de entenderla. Luego el alcalde explica a mi madre y a sus amigas octogenarias que han “volcado” el contenido de la agenda en un soporte informático, (genial, esto sí que lo entienden…¿o no?)

He pasado, ya cabreado, de la carta de bienvenida a la introducción que anima a los lectores octogenarios “¡a navegar!”, que ya me veo yo a mi madre con la colchoneta de sus nietos metiéndose en la bañera buscando el teléfono de la oficina del IMSERSO. Luego sigo leyendo conceptos como red de blogs, subir videos, pinchar sobre el video, etc.

No digo que nuestros mayores sean unos inútiles, que su sabiduría es de lo más útil que tenemos. Digo que, probablemente, la mayoría no hablan aún el idioma digital que muchos hablamos, al igual que yo no sé leer el idioma esemesino de mis sobrinos cuando se mandan mensajes, y que no se puede, de la noche a la mañana enviarles un folleto que no entienden, y decirles que se actualicen, porque lo que produce es que se sientan más perdidos , más inútiles y más alejados del mundo de lo que habitualmente se sienten (o hacemos que se sientan), que hay que ponerse un poquito en su lugar, y saber qué necesitan y qué les puede hacer sentirse bien. Y si, además de eso, algunos, que los hay, aprenden a manejarse en internet, mejor que mejor, pero por desgracia señor alcalde y señores técnicos del ayuntamiento eso no es lo normal entre los madrileños “mayores”.

10 comentarios:

Katy dijo...

Muy divertida tu narración, sobre todo muy descriptiva. Me he visto a tu madre en la colchoneta buscando el Tel. del IMSERSO :-)
Me encanta tu sentido del humor.
Un abrazo y Feliz entrada al 2010

_azul dijo...

Bueno, el lado opuesto también es malo... aquí guías si las hubo alguna vez no fueron desde luego culturales. En Canarias los políticos los suelen meter en excursiones a la península, en tiempos de bonanza, y a chuletadas al monte en épocas de crisis. Eso sí, son más sinceros y piden el voto en el miting correspondiente a cada acto de esos.

Marciano dijo...

Desgraciadamente nuestra sociedad a dejado de compartir sus espacio con los ancianos. Tan solo proponemos ponerlos de lado a ver si desaparecen de por si, sin hacer demasiado ruido, y sin devolvernos la vista de nuestra propria mortalidad..... Así que el dichoso portal informático es de lo mas lógico. Seguramente pensaron que los ancianos no se podrían aprovechar, pero si sumas lo economizado por el papel no imprimido y la plus valía política del 'modernismo' seguro que los intereses de nuestros ancianos son poca cosa.... Al menos para algunos..
Me temo que nuestra jubilación no sea bonita del todo :S

humo dijo...

¡La madre que los parió!
(Feliz Año, con todo)

Josillou dijo...

Muy bueno. Para esta gente la verdad es que los mayores son semillero de votos y les importan muy poco.
Todos los posts son muy buenos.

La subJEFA dijo...

Cómo es la vida!! y cómo son los mayores!!. Pues resulta que mis padres NUNCA (repito NUNCA) han recibido la agenda famosa que tanta ilusión le hacía a tu madre. En cambio, este año, mi madre (83 años) sí ha recibido el dichoso folleto. Ya somos dos los que hemos tenido que explicar el folleto. Pero lo mío ha sido rápido:
- "Madre, pero si tu no puedes ver los ordenadores..."
- "Ah!! pero va con ordenador??; entonces, dáselo a Maria tu hermana que está empezando con el ordenador, además habla de autobuses y metros y ella se los sabe de memoria, y yo no puedo cogerlos!
- "Precisamente porque se los sabe de memoria esto no lo quiere para nada, además María está en los 50 y esto dice que es para -mayores-"

Total, el folleto de 18 páginas satinado a todo color... a la basura. (por fin ha tirado algo... muy poca utilidad ha debido verle...)

PD. María, la de 50 años, es la UNICA de toda la familia que manda mensajes esemesinos perfectos. Unos la ven MAYOR, y otros la ven como sus SOBRINOS...

COMO ES LA VIDA!!!

Anónimo dijo...

No me digas que ya no dan la agenda? mi madre la está esperando, ya verás el disgusto cuando se entere.

echar un remiendu dijo...

otros signo de la brecha tecnológica... que difícil va a ser envejecer
Un saludo

Rafael Gallardón dijo...

Me alegra haber encontrado este blog que me permite expresar mi opinión sin causar un revuelo ni familiar ni político.

Este sobrino mío cada día piensa menos las cosas.

A mí casa también trajo el folletito de marras y se lo devolví con mucha educación.

Le dije que ni su tía no yo sabíamos nada de esas "navegaciones suyas" y que si no fuera porque era el alcalde de Madrid le daríamos unos azotes en el trasero por burlarse de las personas mayores. Porque eso es el folleto que ha publicado: una burla a los mayores.

Enhorabuena por su blog.

Rosalie Orens Viedma dijo...

¡Excelente!
Divertido y lastimosamente real.
Un saludo